Hollywood a la africana

Publicado en Folha de Sao Pualo

“Puede que no tenga el aspecto encantador de Danzel Washington o la cuenta bancaria de David Beckham, pero su energía y creatividad hace que muchos se baben”, afirma la revista nigeriana Niyi Tabiti sobre el actor Segun Arinze, conocido como la Flecha Negra. Además de ser una de las figuras más visibles en las televisiones africanas, Arinze preside la asociación de actores de Nollywood, la segunda industria cinematográfica del mundo según la UNESCO, que en el año 2009 produjo 872 películas, por delante de Hollywood con 485 y por detrás solamente de Bollywood con 1288 largometrajes.

En una oficina de Surelele, el barrio de los artistas en Lagos donde nació y se desarrolla la industria, a pasos del Teatro Nacional, Arinze de 46 años quien ha protagonizado unas 150 películas afirma que Nollywood es el nuevo negocio de Nigeria, el país más poblado de África. El mercado de 250 millones de dólares que genera un millón de empleos según la Junta Nacional de Censores de Cine de Nigeria ha atraído “más de 20.000 actores a la asociación”. Y los sueldos por rodar películas cuyos presupuestos son de entre 10.000 y 100.000 dólares y que duran entre una semana y un mes van desde los 300 a varios miles de dólares. Y es que “Nollywood es el nuevo entretenimiento de los africanos” agrega.

Todo comenzó cuando los vendedores de electrodomésticos, aprovechando los avances tecnológicos decidieron promover las ventas de los reproductores VHS ofreciendo cintas grabadas de forma casera en formato video. Así surgió Living in Bondage, el drama de suspenso estrenado en el año 1992 considera la primer película de Nollywood que trata de un hombre que se arrepiente del sacrificio de su esposa por el que recibe una fortuna, tras verse perseguido por el fantasma de su mujer.

A 19 años del estreno, Ngozi Nwasu, una de las actrices de la película hoy considerada una celebridad afirma que Nollywood representa la cultura de África a través del drama, la comedia o la película romántica fusionando la magia negra y el vudú. “Únicamente las de terror no han enganchado” dice la actriz que se inició en el teatro hace 27 años mientras la maquilladora le pone la peluca para rodar una escena en el bar del hotel 118 en Surelele para la serie Abelejayan.

Mientras muchos actores experimentados surgieron de las escuelas de teatro hacia finales de la década de 60 y en los 70 y 80 y sentían un “respeto por la profesión”, hoy miles de nigerianos sueñan con actuar en Nollywood, más  “por amor al dinero que al arte” agrega Hafiz, otro veterano del escenario y profesor de teatro.

Y es que uno de los debates que se plantea la industria hoy en día es el vacio de contenidos. “Antes se escribía sobre la independencia la democracia y la política, hoy nuestras historias son superficiales, reflejan lo que es la sociedad” dice Hafiz. Y es que la corrupción en Nigeria ha “influido en toda la sociedad y ya no hay lugar para el arte. La gente solo busca la fama” y “lo que vende son las celebridades” agrega. El descuido de los aspectos técnicos no ha permitido desarrollar la calidad de las películas.

Sin embargo “la audiencia se está poniendo más exigente y el cine nigeriano está sufriendo una Revolución” con la creación de nuevos profesionales en las áreas tanto técnicas como creativas y “en los próximos cinco años habrán cambios en cuanto a los contenidos y a la calidad”.

Chuks Okono tiene 27 años y es el director de la serie protagonizada por Ngozi Nwasu. Empezó hace 10 años como asistente de producción y ahora está estudiando en el Instituto Nacional de Cinematografía la carrera de director que dura cuatro años. “Ahora hay jóvenes graduados lo que está mejorando la calidad de Nollywood, pero igual sigue viniendo gente atraída por la fama” dice.

El hecho es que Nollywood a pesar de haberse expandido por toda África, con sus 19 años es aún muy joven y ha debido abrirse camino solo y por sus propios medios, al igual que millones de jóvenes africanos que deambulan por las calles sin destino. “Aun tenemos un largo camino por recorrer” agrega Hafiz.

A las cinco de la tarde, Flecha Negra sale de su oficina en Surelele repartiendo besos y abrazos mientras chequea de reojo sus celulares. “Somos la cara visible de Nollywood” afirma con una sonrisa mientras se sube a su camioneta Porche de color plata para enseguida perderse en el caótico tráfico de Lagos.

 La lucha por la sobrevivencia del cine africano

En medio de un rodaje en el hotel 118 en el barrio de Surelele, Yinka Akinlawon, productor de Abelejayan afirma que se dedica a las series porque se gana más dinero. “Se tiene más control ya que son los canales quienes pagan” dice, mientras que las películas se comercializan en los mercados de forma ilegal.

En uno de los callejones tapizados de afiches y vendedores de películas en el mercado de Nnamdi Azikwe, Falade Basua quien trabaja hace 19 años en el negocio tiene su pequeño puesto de películas en idioma Yoruba, etnia mayoritaria en Lagos. “Cada DVD cuesta 200 nairas, (1.3 dólares) yo me quedo con 50 y vendo unas 40 por día” dice mientras muestra su carnet de la Asociación de Productores y Vendedores de Películas Yoruba.

A pesar de los esfuerzos de los últimos años por combatir la venta ilegal en una industria que surgió en los mercados africanos, la ciudad de Lagos con 16 millones de habitantes y apenas tres cines supera las 50.000 copias por película. Y aunque el presidente Goodluck Jonathan  prometió el año pasado 200 millones de dólares para desarrollar la industria, al día de hoy no hay novedades.

Las pocos salas que han abierto en Nigeria en los últimos años, luego de que la violencia de los 80 y 90 terminaran con los cines, no representan un cambio sustancial, pero la industria se reinventa. Hoy los cines móviles recorren los barrios de las ciudades Africanas emitiendo películas de forma legal y a precios accesibles intentando devolver la pantalla grande a los africanos y el espíritu a Nollywood.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s